domingo, 29 de diciembre de 2013

Cena de Navidad y amigo invisible

Todos los años el equipo de monitores de Eskubeltz se reúne por Navidad (por si no nos vemos lo suficiente a lo largo del año...) para pasar un buen rato juntos. Para darle más emoción, la comisión de momentos informales también organizó la dinámica del amigo invisible. 
Y fue ayer cuando nos juntamos todos en San Nicolás. Sobre las 19:00 empezamos a llegar todos, cada cual más preparado y con su regalo envuelto. Cuando estuvimos todos, subimos al oratorio donde nos esperaba Javi con una pequeña oración. Este es uno de los pocos momentos -junto con el fin de semana de Planificación y el campamento- donde todos los monitores  nos paramos a reflexionar y orar conjuntamente.


Después ya nos pusimos a hacer la cena: mientras en la barbacoa de fuera se hacían las costillas, hamburguesas y salchichas, dentro en la cocina se freían patatas y croquetas, y se preparaba el postre. Un tercer grupo se encargaba de preparar las sillas y poner la mesa.
Cuando estuvo todo preparado ya nos pusimos a cenar. Comimos tanto como en Nochebuena y Navidad juntas. Imposible que alguien se quedara con hambre. ¡¡Qué empachada!!


En la sobre mesa ya llegó uno de los momentos más esperados de la noche: el reparto de regalos del amigo invisible. El primero en romper el hielo fue Ibon, que le tocaba regalar a Josu. Una foto de los dos enmarcada fue el primer regalo en desenvolver. 


El siguiente en recibir el regalo era Ibon. Y fue José quien le tocaba regalar. En una bolsa de Swarovski, metió la bolsa para pan que le regaló con el escudo del apellido de Ibon bordado por él mismo.


 Oiane la que regalaba a Jose. Como ella no puedo venir a la cena, el regalo lo llevó allí días antes. Total, que José se llevó a casa una cantimplora para esas salidas al monte o, mismamente, para campamento.


Javi fue el siguiente en regalar y le tocó a Lara. Una vela de parafina hecha por él y un kit de baño.


Lara continuó la ronda de regalos y lo hizo con David. Y dio en el clavo porque le regaló una camiseta que David estaba buscando desde hace mucho tiempo. Una camiseta... muy estilo David.


Adrián era el amigo invisible de David. En una caja le hizo un colgante de madera con el lauburu tallado por él mismo. Casi, casi una obra de ingeniería.



El amigo invisible de Oiane era Adrián. No puedo dárselo en persona pero sí que nos lo enseñó al resto. Fue un ramo de flores 100% MADE BY ADRIAN y un marco con la foto del equipo de monitores. Mirad qué orgulloso posaba en la fotografía. 


 La ronda la continuó María que regaló a Markel una caja de palomitas (las palomitas eran de verdad pero estaban pegadas) para guardar sus "secretos" y tambén unos Minions de chocolate hechos por ella. Esperemos que a Markel no le de pena comérselos....


Markel seguía con la ronda, que le regaló una pulsera de cuero a una persona tan elegante como esa misma pulsera: Javi. 

La siguiente en regalar fue Nerea Trabudua que le hizo a María una cajita decorada con fotos sacadas a lo largo de su proceso eskaut.


María seguía el reparto de regalos con Ainara, su amigo invisible y compañera de rama. Había gran expectación por ver qué era porque era uno de los regalos más grandes. Una mano gigante negra decorada con fotos que se podían poner y quitar con velcro. ¡¡Qué bonita!!


Por su parte, Ainara regaló a Nerea Sánchez una bufanda de punto hecha por ella misma para esos días fríos de invierno. También se hizo un dibujo de un búho de la suerte para que empiece bien el 2014.


 Nerea Sánchez regaló a una de sus rameras, Iranzu. Una taza con su nombre para desayunar y un cactus.


 Iranzu le tocaba regalar ahora a su amigo invisible, que era Gonzalo. Tras desenvolver el papel de regalo, vimos la camisa que le había comprado Iranzu. Una camisa de cuadros que no dudó en ponérsela para la foto. 



 El turno era ahora de Gonzalo cuyo amigo invisible era Leire. Aprovechando su buen manejo con Photoshop, se hizo un cuadro estilo pop art de Warhol a partir de una foto que le sacó en una reunión. ¡¡Seguro que lo pone en su cuarto!!


 Leire regaló a Fran un corcho con Post-it llenos de frases y con varias fotos de convivencias y de monitores. En el marco tenía pequeñas pañoletitas de abalorios. 


 Fran por su parte le tocó regalar a Aitor. Como a este monitor de Oinarinak le gusta mucho el Kun-Fu, Fran ni se pensó dos veces regalarle un libro sobre esta arte marcial.


La ronda ya iba acabando. María era el amigo invisible de Aitor. Éste también le regaló un libro que andaba buscando hace tiempo. 


Por último, sólo faltaba una persona en dar y otra en recibir regalo: Josu y Nerea Trabudua. En una bolsa le metió varios regalos, cada uno con su significado: una cuore, un tiburón con cuerda, una cajita con objetos de uso cotidiano, un boleto de lotería de Eskubeltz (sin premiar, claro) y una bolsa de golosinas. En una carta que también dio se recogía el significado de cada cosa.


Esto ha sido lo que ha dado de sí el amigo invisible de este año. En resumidas cuentas, detalles que nos hacen ilusión y nos sacan a todos una sonrisa en Navidad.