viernes, 16 de diciembre de 2005

Campaña "Corregir no es pegar"


Campaña de sensibilización contra el castigo físico a los niños y niñas en la familia.

La campaña “Corregir no es pegar” es una iniciativa de la organización Save the Children y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales cuyo objetivo es sensibilizar y formar a madres y padres, profesionales de los ámbitos sanitario, educativo y social, medios de comunicación e instituciones con competencias en materia de infancia y familia sobre la necesidad de erradicar el castigo físico a los niños y promocionar las alternativas de disciplina existentes.




11 comentarios:

Fran dijo...

Harto estoy de ver continuamente cómo muchos y muchas padres y madres reañizan unos castigos físicos creyendo que estos son la alternativa, que con estos les están "educando bien".
Esto del castigo en materia de educación en el tiempo libre tamien tiene su jugo. Para el que quiera saber, en una rama-zona de la dele, en las ramas Kos-Kas se abordará este tema tan interesante.

Manu dijo...

Bueno, pues yo debo ser de esos animales arcaicos a los que en su casa les cayó algun txalo alguna vez, y cosa rara no he tenido nunca ningún trauma infantil ni nada por el estilo. Hay que tener claro que a todo hay alternativas pero me descojono yo de la facilidad con la que se demonizan cosas que han hecho nuestros propios padres (y algunos no hemos salido tan mal), y sin embargo muchas familias en las que nunca se ha dado un txalo en el culo a su hijo, este les ha salido un kabronazo.
A lo que voy es que lo importante es la educación en su conjunto, y no si a lo largo de la misma se ha dado un txalo aislado.
Me parece mucho mas grave el padre que ve "la chaqueta metálica" con su hijo de 12 años, o el que amenaza hasta las entrañas al conductor de al lado cuando este le hace la pirula en un cruce, porque estos aunque no den un txalo a sus hijo les estan educando mucho mas en una cultura de violencia.
Sin más, que paso de demagogias educativas fáciles.

txus dijo...

A mi lo que me sorprende un poco es q sea una campaña contra el castigo fisico como si el castigo psicologico, la humillacion, el insulto etc, fuesen aceptables.
Está claro q hay gente bien maja y educada a la que en un momento dao le han dao un txalo y al revés y estoy de acuerdo con manu en que la cultura de la violencia que se vive en el entorno y en la familia influye muchisimo en la persona.
Pero para erradicar la cultura de la violencia quizá debamos dejar de ver el castigo físico como aceptable en la educacion de las personas. Los profes ya dejaron de pegar en las clases, y si, quizá la cosa se haya ido un poco de madre, pero si pegamos a un adulto es agresión y si lo hacemos a nuestro hijo/a es educacion. A mi hay algo q no me cuadra.
Un abrazo
PD: a mi tb me cayó algún txalo, por eso mismo es algo q rechazo.

txus dijo...

además ahi que tener en cuenta que el castigo fisico es una mala manera de aprovechar la superioridad que nos proporciona la edad y el desarrollo fisico. Es una relación de fuerza bruta.

Es muy facil pegar a alguien que es mucho mas pequeño y que pesa mucho menos que nosotros y q no puede defenderse en las mismas condiciones.
Otro abrazo

beltza dijo...

Lo que yo me pregunto es cuantas veces el txalo no es proporcional a la actuación del niño sino al estado emocional momentaneo del padre o madre, yo creo que un castigo solo puede ser efectivo si es seguido a la acción que intentas evitar (acción- reacción) y con ciertas cosas incluso entiendo el txalo pedagógico no el que busca hacer daño, a Leire este verano le cayó un azote por cruzar la carretera sola, sin mirar, entre coches y todo porque estaba enfadada conmigo. Creo que entendió perfectamente que esa acción no estaba bién, es posible que hubiera otra forma de haberlo hecho, pero creo que fué efectivo porque además luego charle con ella sobre lo que habia pasado.

Manu dijo...

Pero Txus colega, que yo no cuestiono que liarse a golpes esté mal, que cuestiono la satanización que se hace de actos como el que ha descrito Iñaki, que a mi la verdad no me parecen mal.
En las noticias escuche hablar a una tia de "Save the children", y parecía que darle un toque en la mano a tu hijo de algo mas de un año que aun ni habla, pero se mueve lo suficiente para meter los dedos en el enchufe, es algo horrible y mereces ir a la cárcel lo menos porque estás hundiendo en la miseria a tu hijo.
Con eso no comulgo, me parece que vamos a acabar cayendo en un purismo educativo en el que el niño es todopoderoso y no vas a poder decirle nada porque coartas su creatividad, vamos a evitarles toda experiencia de frustración para no crearles traumas,...conclusión saldrán unos niños gilipollas, porque lo mismo que hay que poner límites hacia un lado hay que ponerlos hacia el otro, porque como en casi todo las posturas radicales nos llevan a un mal camino.

Manu dijo...

Este es un tema que trae debate, e incluso me parece interesante que se diera en el EME, en el que seguro hay posturas enfrentadas acerca del uso del castigo como herramienta educativa.

txus dijo...

acabo de salir del debate sobre energia nuclear en clase y ando todavia un poco caliente, asi que no estoy pa debates ahora, pero bueno, es un tema interesante a tratar formal o informalmente porque seguro que en esto hay disparidad de opiniones e infinidad de matices.
Un saludo

Bego dijo...

Hoy me he quedado muy sorprendida de cómo educamos. Cada uno tendrá su método, yo no digo que no,¿la pregunta es?es el adecuado, bueno he flipado cuando una niña tendría 3 añitos no queria más bocata(solo quedaba un trocito)y la madre le ha hechado una bronca que hasta a mi me daba miedo, todo el mundo se la ha quedado mirando, la niña ha empezado a llorar y la madre ha cogido el bocata lo ha tirado con fuerza al suelo, y ha tirado su muñequito a la basura. No me ha parecido justo.¿que opinais?, me ha dado mucha pena.
Un beso a tod@s

Bego dijo...

Mekatxis, perdon, he cometido muchas faltas de ortografía en el comentario anterior, echar es sin"h". Perdón

Pablo Aretxabala dijo...

Pezado de debate. Yo tengo un pirata de 4 años largos y tengo que reconocer que más de una vez le he dado un azote en el culo, aunque lo que utilizo habitualmente como "catigo" es ponerlo a "pensar" en su habitación.
Tiene mucha razón Beltza que a menudo el azote es una reacción desesperada del padre o la madre que ya no saben como afrontar una situación, y os aseguro que hay veces en las que te ves sobrepasado.

Coincido también plenamente con Manu: yo a mi hijo no me queda más remedio que frustrarle cada día, porque cada día quiere hacer cosas que no puede, y lo que tengo que intentar es que asuma esa "frustración" y la integre. De lo contrario, un niño a esta edad se vuelve un completo dictador que consigue que todo gire a su capricho.

Por cierto Txus, me gustaría que hicieras algún comentario sobre el debate sobre energía nuclear que has tenido en la Uni. Me interesa mucho el tema. Igual este blog no es el adecuado, pero en Getxo Gorria podemos comentarlo.