martes, 8 de octubre de 2013

Los monitores también nos formamos

Si los monitores ya trabajamos bastante preparando las actividades y las salidas con los chavales, hay muchas más cosas que hacer en la vida del monitor: reuniones, asambleas, jorndas, formaciones...
Y entre todas ellas también estan los cursos de monitor. A diferencia de otros voluntariados, este requiere una constante renovación de los conocimientos del monitor. Los tiempos cambian y los chavales también. Y no hay más que ser monitor para comprobar que los chavales de 12 años no se comportaban de la misma forma hace cuatro años que hoy en día.

El objetivo que perseguimos todos es ser un monitor lo más todoterreno posible, que sepa atender las necesidades educativas de cada chaval y que sepa gestionar el grupo. Por eso, además de los cursos de monitor de tiempo libre, tenemos tantos cursos de primeros auxilios, manipulador de alimentos, director de tiempo libre...

Actualmente, los nuevos monitores están sacandose el título en la Escuela Diocesana de Educadores (EDE). Esta es la escuela del moviento de Euskalerriko Eskautak Bizkaia por la que pasamos los monitores eskaut.  Con la llegada del Plan Bolonia, para obtener el título los monitores tienen que hacer un curso base común, un curso de plan de intervención -que en nuestro caso sería el de escultismo- y por último cursillos monográficos hasta hacer un total de 130 horas: educación para la salud, educación en la prevención de drogodependencias, educación medioambiental, nuevas tecnologías aplicadas en la educación, coeducación, educación intercultural, pedagogía de la expresión... Y finalmente plasmar todo lo aprendido en un dossier que deberán aprobar.
Aun así, también hay que decir que estos cursos son amenos, divertidos y con muchas prácticas y juegos (sí, los monitores también jugamos...).
El pasado fin de semana empezaron en Berriz Leire, Oiane, Markel, Iranzu y María Roggero. En unos meses, lo harán Ainara, Nerea Trabudua y David. 

Desde aquí mandamos mucho ánimo a estos monitores que tendrán ocupados bastantes fines de semana de este curso, renunciando a planes de su vida privada.