domingo, 6 de mayo de 2012

105 razones para ser scout


¿Porqué eres scout?

1. Porque te sientes diferente.
2. Porque conoces a verdaderos amigos, que consideras como tu segunda familia.
3. Porque aprendes a ser mejor persona.
4. Porque aprendes qué es el compañerismo cuando tienes que compartir cantimplora con veinte personas.
5. Porque en caso de necesitar ayuda, sabes que todos te la van a ofrecer.
6. Porque las mejores anécdotas de tu vida son de campamentos.
7. Porque cuando eres pequeño te encanta fardar de todas las actividades que has hecho fuera para que tus amigos se mueran de envidia.
8. Porque eres tú mismo.
9. Porque te sientes útil.
10. Porque es una etapa de tu vida que no vas a olvidar nunca.
11. Porque te encanta estresarte en la ronda de msn al terminar un macroencuentro o un San Jorge.
12. Porque te mola hacer esos bailes tontos sin necesidad de tener 5 años.
13. Porque conoces a muchísima gente que vale la pena, aunque solo hayas estado dos días con ellos.
14. Porque volver a encontrarte a gente de macros anteriores y ver que hay la misma confianza no tiene precio.
15. Porque te encanta estar en medio de la avalancha aunque acabes con moratones hasta en el pelo.
16. Porque las escapadas nocturnas son lo mejor.
17. Porque después de un campamento, de todas las pulseras que tienes en tu mano, ninguna es tuya!
18. Porque cantas como un loco en las acampadas.
19. Porque cuando cuentas lo mucho que anduviste en el campamento volante tus amigos se ríen de ti, pero sabes que en el fondo se mueren de envidia.
20. Porque estar alrededor de una hoguera cantando no lo hace todo el mundo.
21. Porque tus padres se sienten orgullosos, y tú también.
22. Porque al final acabas enredando a tus amigos para que se metan al grupo contigo.
23. Porque te encanta dejar por los suelos a quién se atreva a decir que vendemos galletas.
24. Porque el que se atreva a hacer una foto al final tiene que hacerla con veinte cámaras porque todos quieren tener su propia foto.
25. Porque es inevitable que llores en las ceremonias, aunque nadie sepa muy bien porqué.
26. Porque ponerte a vegetar con tus amigos al acabar una caminata es brutal.
27. Porque no te juzgan.
28. Porque pierdes el miedo a los bichos después de convivir tanto tiempo con ellos.
29. Porque vuelves a tu infancia utilizando la pintura de dedos.
30. Porque dormir en una tienda tiene su encanto, sobre todo cuando no cabemos.
31. Porque duermes viendo las estrellas.
32. Porque en todos los campamentos se ven estrellas fugaces y no puedes evitar pedir un deseo...
33. Porque hablar con otros scouts delante de gente que no lo es y ver la cara que se les queda no tiene precio.
34. Porque miras tu armario y ves todas las camisas y te entra nostalgia... Lo minúsculo que eras cuando llevabas la amarilla, lo bien que te lo pasaste con la azul, la unidad que parecía una familia de la que formabas parte con la roja, y lo mucho que ayudaste con la verde...
35. Porque aunque digas que no volverás a un campamento en tu vida, sabes perfectamente que al año siguiente ahí estarás.
36. Porque el cosquilleo en el estómago de la víspera de tu primer campamento no lo olvidarás jamás.
37. Porque puedes compartir buenos momentos perfectamente con niños diez años menores que tú.
38. Porque es muy graciosa la cara que pone la gente cuando ve a una fila de 20 chavales andando con una mochila más grande que ellos en la espalda, con cara de desesperación y aún así hablando de buenas.
39. Porque en las caminatas saludas a todo el mundo.
40. Porque no hay año en el que no te pierdas en el campamento volante.
41. Porque irse de raid es incomparable.
42. Porque años después comentas con tu kraal las pilladas y os reís como locos recordando la cara de miedo que tenías cuando te cazaron.
43. Porque ya puede haber broncas impresionantes, que al día siguiente volvéis a estar de buenas.
44. Porque siempre están las típicas bromitas nocturnas.
45. Porque siempre acabas haciendo tongo en los grupos de los San Jorges.
46. Porque cuando te encuentras una flor de lis por ahí te invade una pequeña emoción.
47. Porque estar orgulloso de ayudar a la gente en la empresa.
48. Porque sabes el trabajo que es organizar todo un campamento y lo haces con ilusión.
49. Porque el campamento se te pasa volado.
50. Porque te entra una depresión durante la despedida, aunque sepas que les vas a volver a ver en un par de horas, en la cena...
51. Porque le cuentas las cosas a tus amigos y no entienden ni una palabra...
52. Porque tus amigos no entienden como te lo puedes pasar bien andando durante días, estando de supervivencia, o durmiendo en tienda... pero tú aún así disfrutas.
53. Porque te jiñabas en los pasajes del terror aunque no lo reconocieras.
54. Porque enseñas orgulloso a tus amigos cicatrices y les explicas como te las hiciste.
55. Porque acabas con las piernas llenas de arañazos después de las marchas, es inevitable!
56. Porque acabas conociendo muchos sitios nuevos.
57. Porque al final siempre hay algún herido en los campamentos, no falla!
58. Porque cualquier tontería pasa a ser un recuerdo, y la enganchas en tu pañoleta.
59. Porque acabas siendo inmune a las zarzas de todas las heridas que tienes, porque siempre hay zarzas al borde del camino, SIEMPRE!
60. Porque siempre hay actividades de mancharse y acabas abrazándote con la gente para manchar más.
61. Porque esos vaqueros pasaron a ser ropa de campamento por toda la pintura que te echaron encima diciendo: "tranquilo, es pintura de dedos, se va en la lavadora" y las manchas siguen ahí.
62. Porque siempre hay piques entre unidades, una noche los zapatos de los rangers desaparecen y al día siguiente los pioneros no tienen las piquetas clavadas...
63. Porque a todo el mundo siempre se le ha desmontado la tienda.
64. Porque siempre cae una tormenta impresionante y hay que cambiar todo de sitio rápidamente.
65. Porque te comes todo aunque no te guste la comida, y está rico!
66. Porque al volver del campamento siempre comparamos con los otros grupos.
67. Porque tus amigos saben que los sábados no puedes quedar.
68. Porque siempre acabas haciendo la coñita de meter un palito en el lumo e intentar fumártelo.
69. Porque después de pasar 15 días durmiendo en el suelo te acabas amoldando a todos los agujeros que hay.
70. Porque siempre vuelves rojo a casa. Da igual cuanta crema solar te hayas echado. Es inevitable.
71. Porque tu esterilla acaba siendo un libro de firmas.
72. Porque has probado ya todos los sabores posibles de tortilla.
73. Porque a veces se te escapa algo de algún campamento cuando estás con tus amigos y nadie te entiende.
74. Porque ahí no existen los secretos. Siempre se acaba filtrando la noticia.
75. Porque te acabas acostumbrando al olor de pies colectivo.
76. Porque al terminar una marcha lo primero que hacemos es descalzarnos y comparar las ampollas, luego se las curan los más valientes.
77. Porque te acuestas a las mil y te levantas a las 8 durante 15 días, y aguantas! Y eso que haces mucho más ejercicio que en el colegio...
78. Porque siempre te hace ilusión recibir un mail de scouts.
79. Porque conoces más gente en un San Jorge que en un curso entero.
80. Porque pierdes la timidez.
81. Porque siempre te acaba viniendo alguien pidiéndote el msn por otra persona que no se atreve.
82. Porque te hace ilusión ver las fotos de cuando eras un mico con la misma gente que ahora.
83. Porque en los macros te paseas por todas las tiendas menos por la tuya.
84. Porque en los macros siempre acaba habiendo cotilleos y líos.
85. Porque en los macros y San Jorges hablas con total naturalidad con gente que ves por primera vez en tu vida.
86. Porque te encanta pasearte por los vagones del tren de camino al San Jorge.
87. Porque siempre se queda algo olvidado en la tienda durante el campamento de verano y lo descubres en la primera acampada.
88. Porque te hace ilusión recibir cartas de tus amigos durante el campamento.
89. Porque descubres lo importante que es el váter para ti cuando llevas 15 días cagando en una letrina.
90. Porque en los campamentos siempre hay alguien que se lleva una manta o algo por el estilo y acabamos usándola todos.
91. Porque la gente que ve tus fotos de campamentos alucina mientras a ti te entra la morriña.
92. Porque una bolsa de basura sirve para hacer cualquier disfraz.
93. Porque causas sensación con la camiseta que teñiste en el campamento.
94. Porque siempre te acabas dando un abrazo colectivo.
95. Porque cuando escuchas una canción, recuerdas el festival y la versión que hicistéis.
96. Porque en el tiempo libre acabamos vegetando sobre las esterillas como lagartos al sol.
97. Porque ducharte con agua helada que viene del río es bueno para la circulación, aunque en el momento que notas el chorro helado caer por tu espalda sueltes todas las blasfemias que se te ocurren.
98. Porque tienes una amistad especial con tus padrinos de pañoleta y promesa.
99. Porque siempre hay alguna velada en la que acabamos todos dormidos en cadena.
100. Porque es especial estar con tus amigos delante del fuego, simplemente viendo las chiribitas.
101. Porque te sientes como la persona más especial del mundo cuando alguien te pide que seas su padrino.
102. Porque todos los lobatos necesitan apoyarse en algún pionero delante del fuego, y nadie sabe porque.
103. Porque cantar el Anicuni cuando el fuego se va apagando no tiene precio.
104. Porque un verano no es lo mismo sin el campamento de verano.
105. Porque sabes que todo esto es verdad.